No quiero que mi perro me obedezca

No quiero que mi perro me obedezcaProbablemente a todos o a la mayoría de nosotros nos gustaría tener una gran capacidad de control sobre nuestro perro. No se me ocurre ninguna razón, por ejemplo, para que no aspiremos a tener una llamada muy segura independientemente de la situación. Sigue leyendo

Anuncios

Prestidigitación vs divulgación

Prestidigitación vs divulgaciónUna de las leyes de Arthur C. Clarke reza como sigue: “Cualquier tecnología, si está suficientemente avanzada, será indistinguible de la magia”. Cambiemos la palabra tecnología por disciplina o especialidad, y avanzada, por desconocida.

Los feriantes encuentran en los neófitos su mejor público, porque los trucos engañan a los sentidos y a la razón, y hacen que recurramos a la explicación del gurú para intentar comprender lo que hemos visto. Sigue leyendo

El castigo y la guerra

 

El castigo y la guerra

Hay una manera idónea de convertir a tu perro en tu contrincante: el uso del castigo físico y las técnicas de reducción de rango mediante la manipulación manual. En este caso no vamos a hablar de nuestras motivaciones personales (llámense éticas, ideológicas o sensibleras) para no recurrir con frecuencia a esta ¿herrramienta? Tampoco se trata ahora de suscribir los argumentos de reputados educadores y/o etólogos (O´Heara) que niegan la utilidad para el aprendizaje del castigo (que además no compartimos, sí consideramos que el castigo puede tener una función en el aprendizaje). Sigue leyendo