Ser tonto en positivo

54-ser-tonto-en-positivo-iiAcabo de leer en el blog de una colega que “la dominancia no existe”. Ahí es nada. Hemos pasado de alfatalibanes a integristas del buenismo. Una cosa es superar una teoría de la educación canina obsoleta en sus premisas y fea en la práctica, y otra negar realidades simplemente porque han sido la bandera y la piedra angular de dicha teoría. Sigue leyendo

Tú tienes la última palabra

tu-tienes-la-ultima-palabraAnte la explicación de cómo proceder en una determinada situación, y tras preguntar a los alumnos si habían entendido las razones para hacerlo, una alumna equivocadamente aplicada me contestó “no, pero yo hago lo que tú me digas, que eres el que sabe”. Esta respuesta constituye para mí un fracaso.

Sigue leyendo

Los guardianes de la moral

guardianes-de-la-moralHace poco conocí a una chica triste. Acomplejada y avergonzada de sí misma por no haber conseguido hacer de su perro la estrella popular y juguetona del parque canino. Los otros propietarios del recinto tachaban a su perro de insociable y malo; y le afeaban su incapacidad para controlar a su mascota. Su autoestima estaba muy mermada y vivía con desazón lo que creía una relación frustrada con lo que le habían enseñado a considerar un perro problemático. Sigue leyendo

El “Cherif” del parque

el-cherifA mi amigo Javier no le gustan los parques. Dice que suelen ser entornos sin orden ni concierto en los que la interacción canina no equivale a una adecuada socialización. Afirma además que hay personajes (humanos) demasiado invasivos, y a él le gusta disfrutar de un contacto social sano, moderado y respetuoso con su espacio y con el de su mascota. Sigue leyendo

Estresar en positivo

Estresar en positivoTengo algunos reparos a la hora de utilizar la expresión “Educación en positivo” al promocionarme. En primer lugar porque es un término tan mañido que ha perdido significado real, conviertiéndose en un eslogan publicitario que forma parte del discurso políticamente correcto, antes que en una denominación rigurosa de un método de trabajo. Me recuerda a las aficiones que habitualmente aparecen en los curriculums, en los que se suele aludir al deporte, la lectura, etc. Nadie aclara que le gusta “Sálvame”, “La isla de los famosos” o el “¡Qué me dices!”. Sigue leyendo

La sesión de adiestramiento es más que la ejecución

12931056_1230418966985524_7123244577471701987_nEl éxito de la sesión de adiestramiento depende del desarrollo de la práctica propiamente dicha, pero también en su preparación y en su conclusión. Obviar estas dos últimas fases es hacer méritos para que nuestras sesiones sean improductivas, y puede que incluso contraproducentes. El monitor suele estar además excesivamente centrado en la ejecución en pista, dejando a la libre elección del guía la forma de proceder antes y después, o al menos no teniendo el mismo grado de supervisión. Sigue leyendo